martes, 17 de enero de 2012

“Criba de fabricación casera”





Hoy he descubierto un refrán que dice “a año tuerto, labrar un huerto” y me he dicho pués si ¡! Estoy en el buen camino, aunque la verdad es que para mi el año tuerto ha sido el que acaba de terminar, pero como hay otro refrán que dice “nunca es tarde si la dicha es buena” pues adelante con él.

Veréis, la primera premisa de un buen huerto es tener una buena tierra, la tierra es el sustento y alimento de nuestras hortalizas  e hierbas. Y para conseguir esto es muy interesante empezar por cribar la tierra de  que dispongamos. En mi caso aún espero a que me la traigan, pero llegará!!

Con el cribaje conseguiremos tener una tierra ligera, bien aireada en la que las raíces se desarrollarán con facilidad y además a nosotros trabajar esa tierra nos resultara fácil.

Pues bien, os diré que la criba ha sido construida con una malla de 1 m por 0,75 m  con un calibre de orificio de 9 mm. Ha sido montada en laminas que mi marido tenia guardadas de un somier que desechamos hace tiempo ( os he dicho que a mi marido le gusta guárdalo todo???). El caso es que el coste total de esta maravillosa criba ha sido de 3,20 euros. La hemos hecho con esa medida para que se adapte al tamaño de mis bancales y así cribar sin esfuerzo ninguno.

Y como os he dicho estoy a la espera de la tierra, cuando llegue haré una entrada explicando el tratamiento de esta y que tipo de abono orgánico le voy a incorporar. Mientras esto ocurre dedicare mis post a enseñar otras cosas como la fabricación de mis composteras, en las que ya se esta produciendo mi futuro abono orgánico (hasta dentro de unos 5 o 6 meses no estará listo) con los residuos generados en casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada